Biblia Reina Valera RVR1960
11 Porque escrito está: Vivo yo, dice el Señor, que ante mí se doblará toda rodilla, Y toda lengua confesará a Dios.
Romanos 14 : 11
Cartas Paulinas - Nuevo Testamento
Leer el capítulo 14 de Romanos
Comparte este sitio
11 Porque escrito está: Vivo yo, dice el Señor, que ante mí se doblará toda rodilla, Y toda lengua confesará a Dios.
Romanos 14 : 11
Cartas Paulinas
Nuevo Testamento
Leer el capítulo 14 de Romanos
Comparte este sitio

La Escritura Biblia Reina Valera versión 1960

Versículo diario RVR1960

Leer el libro de Romanos 14

La Escritura en Romanos 14:11 Biblia Reina Valera 1960 La Reina Valera es una de las traducciones de la Biblia al español más frecuentemente utilizadas entre La traducción del monje español convertido al Protestantismo, Casiodoro de Reina, conocida como la Biblia del oso de 1569, tiene la característica de ser la primera traducción de la biblia en ser realizada a partir de los textos en lenguas originales; utilizando el Texto Masorético para el Antiguo Testamento, y el Textus Receptus para el Nuevo Testamento. Previo a la publicación del trabajo completo de Casiodoro de Reina, las biblias existentes (o parte de ellas) en lengua castellana, eran traducciones hechas a partir de la Vulgata de San Jerónimo de Estridón. La Biblia del Oso fue publicada en Basilea, Suiza, el 28 de septiembre de 1569.1​2​ Su traductor fue Casiodoro de Reina, religioso español convertido al protestantismo.2​ Recibe el sobrenombre de Reina Valera por haber hecho Cipriano de Valera la primera revisión de ella en 1602.2
La Reina Valera tuvo una amplia difusión durante la Reforma protestante del siglo XVI. Siendo por poco más de 4 siglos la única biblia de uso dentro de la iglesia protestante de lengua castellana. Hoy en día, la Reina Valera con varias revisiones a través de los años (1862,1909,1960,1995,2011,2015) es una de las biblias en español más usadas por gran parte de las iglesias cristianas derivadas de la Reforma protestante (incluyendo las iglesias evangélicas), así como por otros grupos de fe cristiana, como la Iglesia Adventista del Séptimo Día, la Iglesia de Dios Ministerial de Jesucristo Internacional, los Gedeones Internacionales y otros cristianos no denominacionales.
Casiodoro de Reina, monje jerónimo español del Monasterio de San Isidoro del Campo, tras partir al exilio con la Biblia Vulgata Latina, para escapar de las persecuciones de la Inquisición española, trabajó durante doce años en la traducción de la Biblia. La Biblia del Oso fue publicada en Basilea, Suiza.2​ Es llamada Biblia del Oso por la ilustración en su portada de un oso que intenta alcanzar un panal de miel colgado de un árbol.3​ Se colocó esa ilustración, logotipo del impresor bávaro Mattias Apiarius, en la portada para evitar el uso de íconos religiosos, porque en aquel tiempo estaba prohibida cualquier traducción de la Biblia a lenguas vernáculas.
La traducción del Antiguo Testamento, como lo declara expresamente Casiodoro de Reina en su Amonestación del intérprete de los sacros libros al lector, se basó en el texto masorético hebreo4​ (edición de Bomberg, 1525). Como consideraba que la Vulgata latina ya había cumplido su papel y contenía errores y cambios, prefirió usar como fuente secundaria la traducción al latín de Sanctes Pagnino (Veteris et Novi Testamenti nova translatio, 1528), porque al voto de todos los doctos en la lengua hebraica es tenida por la más pura que hasta ahora hay,​ corrigiendo la versión masorética cada vez que se aparta de las citas del Antiguo en el Nuevo Testamento. Tuvo siempre a mano para resolver las dudas la Biblia de Ferrara (Abraham Usque y Yom-Tob Athias, 1553), traducción del hebreo al judeoespañol usada por los judíos sefardíes, que Reina consideraba “obra de la mayor estima”, por dar la natural y primera significación de los vocablos hebreos y las diferencias de los tiempos de los verbos.​
Para la traducción del Nuevo Testamento, Reina se basó en versiones posteriores a la segunda edición del Textus Receptus (Erasmo 1522, Stephanus, 1550), en la Políglota Complutense6​ y en los mejores manuscritos griegos que en ese tiempo se conocían.7​ Algunos señalan que por seguir la tercera edición del Textus Receptus, de 1522, incluyó la coma joánica. Al parecer, Reina tenía también a la vista las versiones del Nuevo Testamento de Juan Pérez de Pineda de 1556, Francisco de Enzinas de 1543 y traducciones de Juan de Valdés.2​8
​Las dos primeras ediciones, la de Casiodoro de Reina (1569), llamada la Biblia del Oso, y la de Cipriano de Valera (1602), llamada la Biblia del Cántaro, contenían todos los libros incluidos en la Biblia Vulgata Latina de San Jerónimo de Estridón, que fue el texto oficial de la Biblia para la Iglesia católica hasta 1979 (año en que se aprobó la Nova Vulgata). Es decir, que incluía nueve libros deuterocanónicos (tanto católicos como ortodoxos) y otros tres, propios del canon largo seguido por iglesias cristianas ortodoxas. En la revisión de Cipriano de Valera, no obstante, estos libros se situaban a modo de apéndice en una sección aparte al final del Antiguo Testamento y antes del comienzo del Nuevo Testamento, esto siguiendo el orden Calvinista.9​ La Biblia Reina Valera es una de las versiones de la Biblia que está aprobada para el uso en los servicios en español de la Iglesia episcopal en los Estados Unidos y en la Comunión anglicana.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información y limitar el uso de cookies en nuestra política de cookies.