Diccionario
Diccionario
  • Virgen
    Alguien que no ha tenido nunca relaciones sexuales; este término se usa generalmente de mujeres. 

    Es traducción de dos términos heb. y un gr. 

    (a) Heb. «b’thûlãh», de una raíz que significa «separada», que vivía guardada en casa de su padre. De ahí que por lo general significa virgen, desposada o no (Gn. 24:16; Dt. 22:23, etc.); sin embargo, en Jl. 1:8 se refiere a una joven casada. 

    Génesis 24:16 

    16 Y la doncella era de aspecto muy hermoso, virgen, a la que varón no había conocido; la cual descendió a la fuente, y llenó su cántaro, y se volvía.

    Deuteronomio 22:23

    23 Si hubiere una muchacha virgen desposada con alguno, y alguno la hallare en la ciudad, y se acostare con ella;

    Joel 1:8

    8 Llora tú como joven vestida de cilicio por el marido de su juventud.

    En textos aram. posteriores, su equivalente se refiere a una mujer casada. 

    (b) Heb, «’almãh». Este término se traduce «virgen», «moza» o «doncella». Es el que aparece en Is. 7:14 en relación con la profecía de Emanuel. 

    Isaías 7:14

    14 Por tanto, el Señor mismo os dará señal: He aquí que la virgen concebirá, y dará a luz un hijo, y llamará su nombre Emanuel.

    Ha sido objeto de muchas controversias. La postura «modernista» de que sólo significa «muchacha» o «mujer joven» es insostenible, a pesar de su difusión. En relación con la señal de Isaías, «’almãh» es precisamente el término a emplear, por las siguientes razones: 

    (A) De todo el contexto del AT se desprende que «’almãh» siempre se refiere a una «doncella», «moza», o, en todo caso, «mujer soltera», nunca unida legítimamente a marido. 

    (B) Ello queda confirmado por la literatura ugarítica (véase UGARIT), en la que «glmt», el término equivalente en ugarítico, nunca se usa de mujeres casadas, sino siempre de «mozas» o solteras (véase E. J. Young, «The Book of Isaiah», Wm. Eerdmans, 1978, vol. 1, p. 287). 

    (C) Hay un solo pasaje bíblico en el que «’almãh» puede denotar a una muchacha inmoral, pero no casada (Pr. 30:19). 

    Proverbios 30:19

    19 El rastro del águila en el aire; El rastro de la culebra sobre la peña; El rastro de la nave en medio del mar; Y el rastro del hombre en la doncella.

    (D) No hay ninguna otra palabra que se pueda usar con mayor propiedad para significar una mujer no unida a un hombre, pues «yaldah» sólo se refiere a niñas, «na’rah» es aplicable a todas las mujeres, y «b’thûlãh», que según algunos exegetas habría sido el término más adecuado, no sirve tampoco al no significar unívocamente una virgen (véase [a]). «’Almãh» es el único término heb. que significa inequívocamente una mujer soltera. 

    En Is. 7:14 se afirma una señal del Señor: que una «’almãh» concebiría y tendría un hijo. 

    Isaías 7:14

    14 Por tanto, el Señor mismo os dará señal: He aquí que la virgen concebirá, y dará a luz un hijo, y llamará su nombre Emanuel.

    Ahora bien, todo el contexto bíblico impide que ello deba entenderse como un acto inmoral de una mujer soltera. 

    Esta señal se refiere evidentemente a la concepción contraída por una mujer soltera y pura. Es evidente que los traductores de la LXX lo entendieron así mismo cuando, mucho antes de la vida de Jesucristo, tradujeron este pasaje en este sentido. 

    (c) Gr. «parthenos», término gr. que significa estrictamente «virgen», el término elegido por los traductores de la LXX como equivalente de «’almãh» en el contexto de Is. 7:14; en el NT se usa de la virgen María (Mt. 1:23, citando Is. 7:14; Lc. 1:27, de María en el relato de la Anunciación). 

    Isaías 7:14

    14 Por tanto, el Señor mismo os dará señal: He aquí que la virgen concebirá, y dará a luz un hijo, y llamará su nombre Emanuel.

    Mateo 1:23

    23 He aquí, una virgen concebirá y dará a luz un hijo, Y llamarás su nombre Emanuel, que traducido es: Dios con nosotros.

    Isaías 7:14 

    14 Por tanto, el Señor mismo os dará señal: He aquí que la virgen concebirá, y dará a luz un hijo, y llamará su nombre Emanuel.

    Lucas 1:27

    27 a una virgen desposada con un varón que se llamaba José, de la casa de David; y el nombre de la virgen era María.

    Además de su uso normal, se emplea también como sinónimo de devoción y fidelidad a Cristo (2 Co. 11:2).

    2 Corintios 11:2

    2 Porque os celo con celo de Dios; pues os he desposado con un solo esposo, para presentaros como una virgen pura a Cristo.

    VÉASE: Ugarit
  • DICCIONARIO
Comparte este sitio
  • Virgen
    Alguien que no ha tenido nunca relaciones sexuales; este término se usa generalmente de mujeres. 

    Es traducción de dos términos heb. y un gr. 

    (a) Heb. «b’thûlãh», de una raíz que significa «separada», que vivía guardada en casa de su padre. De ahí que por lo general significa virgen, desposada o no (Gn. 24:16; Dt. 22:23, etc.); sin embargo, en Jl. 1:8 se refiere a una joven casada. 

    Génesis 24:16 

    16 Y la doncella era de aspecto muy hermoso, virgen, a la que varón no había conocido; la cual descendió a la fuente, y llenó su cántaro, y se volvía.

    Deuteronomio 22:23

    23 Si hubiere una muchacha virgen desposada con alguno, y alguno la hallare en la ciudad, y se acostare con ella;

    Joel 1:8

    8 Llora tú como joven vestida de cilicio por el marido de su juventud.

    En textos aram. posteriores, su equivalente se refiere a una mujer casada. 

    (b) Heb, «’almãh». Este término se traduce «virgen», «moza» o «doncella». Es el que aparece en Is. 7:14 en relación con la profecía de Emanuel. 

    Isaías 7:14

    14 Por tanto, el Señor mismo os dará señal: He aquí que la virgen concebirá, y dará a luz un hijo, y llamará su nombre Emanuel.

    Ha sido objeto de muchas controversias. La postura «modernista» de que sólo significa «muchacha» o «mujer joven» es insostenible, a pesar de su difusión. En relación con la señal de Isaías, «’almãh» es precisamente el término a emplear, por las siguientes razones: 

    (A) De todo el contexto del AT se desprende que «’almãh» siempre se refiere a una «doncella», «moza», o, en todo caso, «mujer soltera», nunca unida legítimamente a marido. 

    (B) Ello queda confirmado por la literatura ugarítica (véase UGARIT), en la que «glmt», el término equivalente en ugarítico, nunca se usa de mujeres casadas, sino siempre de «mozas» o solteras (véase E. J. Young, «The Book of Isaiah», Wm. Eerdmans, 1978, vol. 1, p. 287). 

    (C) Hay un solo pasaje bíblico en el que «’almãh» puede denotar a una muchacha inmoral, pero no casada (Pr. 30:19). 

    Proverbios 30:19

    19 El rastro del águila en el aire; El rastro de la culebra sobre la peña; El rastro de la nave en medio del mar; Y el rastro del hombre en la doncella.

    (D) No hay ninguna otra palabra que se pueda usar con mayor propiedad para significar una mujer no unida a un hombre, pues «yaldah» sólo se refiere a niñas, «na’rah» es aplicable a todas las mujeres, y «b’thûlãh», que según algunos exegetas habría sido el término más adecuado, no sirve tampoco al no significar unívocamente una virgen (véase [a]). «’Almãh» es el único término heb. que significa inequívocamente una mujer soltera. 

    En Is. 7:14 se afirma una señal del Señor: que una «’almãh» concebiría y tendría un hijo. 

    Isaías 7:14

    14 Por tanto, el Señor mismo os dará señal: He aquí que la virgen concebirá, y dará a luz un hijo, y llamará su nombre Emanuel.

    Ahora bien, todo el contexto bíblico impide que ello deba entenderse como un acto inmoral de una mujer soltera. 

    Esta señal se refiere evidentemente a la concepción contraída por una mujer soltera y pura. Es evidente que los traductores de la LXX lo entendieron así mismo cuando, mucho antes de la vida de Jesucristo, tradujeron este pasaje en este sentido. 

    (c) Gr. «parthenos», término gr. que significa estrictamente «virgen», el término elegido por los traductores de la LXX como equivalente de «’almãh» en el contexto de Is. 7:14; en el NT se usa de la virgen María (Mt. 1:23, citando Is. 7:14; Lc. 1:27, de María en el relato de la Anunciación). 

    Isaías 7:14

    14 Por tanto, el Señor mismo os dará señal: He aquí que la virgen concebirá, y dará a luz un hijo, y llamará su nombre Emanuel.

    Mateo 1:23

    23 He aquí, una virgen concebirá y dará a luz un hijo, Y llamarás su nombre Emanuel, que traducido es: Dios con nosotros.

    Isaías 7:14 

    14 Por tanto, el Señor mismo os dará señal: He aquí que la virgen concebirá, y dará a luz un hijo, y llamará su nombre Emanuel.

    Lucas 1:27

    27 a una virgen desposada con un varón que se llamaba José, de la casa de David; y el nombre de la virgen era María.

    Además de su uso normal, se emplea también como sinónimo de devoción y fidelidad a Cristo (2 Co. 11:2).

    2 Corintios 11:2

    2 Porque os celo con celo de Dios; pues os he desposado con un solo esposo, para presentaros como una virgen pura a Cristo.

    VÉASE:
    Ugarit
Comparte este sitio
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información y limitar el uso de cookies en nuestra política de cookies.